Mes de gratificación y aguinaldo

Josué Canchari de la Cruz
Docente Fac. de Ciencias Contables y Financieras – Unheval

Ya llegamos a diciembre, uno de los meses esperados porque trae gratificación y aguinaldos. Pero, también porque se reúnen las familias para pasar juntos la Nochebuena y recibir el Año Nuevo. Es un mes lleno de colores, luces, regalos, árbol navideño, villancicos, chocolatada, panetón, etc.

La Navidad es pensar en color verde y rojo; es esperado por los niños porque sus padres deben cumplir sus promesas de regalos, viajes, etc. Los latinos tenemos la costumbre de viajar y pasar la Noche Buena con la familia y amigos. Es un momento de paz, amor, unión familiar, compartir, etc.

En nuestro país, de acuerdo con las normas laborales, los trabajadores formales del sector privado y público perciben gratificación y aguinaldo, respectivamente, en los meses de julio y diciembre. La gratificación y el aguinaldo son dos términos muy escuchados, muy esperados y muchas veces confundidos. Pero lo cierto es que es un importe adicional de dinero que reciben los trabajadores. El término aguinaldo, según la RAE, significa “regalo en Navidad”. Gratificación y aguinaldo guardan relación con el dinero adicional que, en los meses de julio y diciembre, se entregan al trabajador del sector privado y público, respectivamente; pero, existe una gran diferencia en el importe a percibir.

LA GRATIFICACIÓN Y BONIFICACIÓN EXTRAORDINARIA

Este beneficio social, muy conocido, que perciben los trabajadores del sector privado dos veces al año: una en el mes de julio por Fiestas Patrias, y otra en diciembre por las fiestas navideñas. A diferencia del aguinaldo, la gratificación equivale a una remuneración completa siempre que el trabajador haya laborado el semestre completo en el que corresponde percibir. En caso de que sea menor a 6 meses, el cálculo será de forma proporcional a los meses laborados en el semestre.

En nuestro país, las empresas privadas y algunas entidades públicas que tienen trabajadores bajo el régimen privado están obligados a pagar la gratificación; y esta debe hacerse hasta la quincena de julio y diciembre.

El pago de gratificación también contempla entregar una bonificación extraordinaria equivalente al 9 % de la gratificación que el empleador entrega al trabajador en lugar de hacerlo a favor de Essalud. Es por ello por lo que el trabajador tendrá un 22 % más de gratificación (13 % de pensiones que no se descontará y 9 % que se le abonará a favor del trabajador).

EL AGUINALDO

Los trabajadores del sector público perciben su aguinaldo en lugar de gratificaciones en dos oportunidades al año: uno en mes de julio por Fiestas Patrias y el otro en mes de diciembre por la Navidad del Señor. Para diciembre de 2022, el Poder Ejecutivo decretó la entrega de S/ 300.00 como aguinaldo, que serán abonados en la planilla de pagos del mes de diciembre.

El aguinaldo corresponde a los funcionarios y servidores nombrados y contratados bajo el régimen del Decreto Legislativo n.° 276 Ley de Bases de la Carrera Administrativa y de Remuneraciones del Sector Público, la Ley N° 29944 Ley de Reforma Magisterial. Asimismo, para los docentes universitarios, personal de salud, obreros permanentes y eventuales del sector público, personal de las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional, los trabajadores del Régimen Especial del Decreto Legislativo n.° 1057 (Contratación de Servicios – CAS) y los pensionistas comprendidos en los regímenes de las leyes n.° 15117, 19846, 20530 y 28091.

Para percibir este beneficio, los trabajadores del sector público deben cumplir ciertos requisitos como: estar trabajando al 30 de noviembre del 2022 o estar en uso de vacaciones o percibiendo subsidio de EsSalud y, por último, estar trabajando al 30 de noviembre y tener al menos tres meses laborando, caso contrario se abonará en forma proporcional a los meses laborados.

DESIGUALDAD

Existe una desigualdad entre gratificación y aguinaldo. En el sector público el aguinaldo es equivalente a S/ 300.00, mientras que en sector privado la gratificación es equivalente a un sueldo. Los dos se entregan en los meses de julio y diciembre; sin embargo, existe una diferencia muy marcada entre ambos conceptos. El gobierno debe reducir la brecha que existe entre aguinaldo y gratificación de manera progresiva para no generar el desequilibrio de la caja fiscal, hasta llegar a un sueldo completo o el equivalente a la remuneración mínima vital vigente en la oportunidad que le corresponde percibir.

     
 

Agregue un comentario