¿Y ahora qué les corresponde a las candidaturas y electores ?

Pier Paolo Marzo Rodríguez
Pier Paolo Marzo Rodríguez

Desde el cierre de la votación, ya tenemos nuevos alcaldes y gobernadores regionales, en estos casos allí donde la candidatura más votada superó el 30% de los votos válidos. El conteo de votos pendiente no alterará los resultados, sólo afecta el momento en que nos enteremos. Esto aplica en todos los distritos y departamentos. Aplica también para la otra elección desarrollada el primer domingo de octubre, la de la presidencia de nuestro vecino país Brasil, donde han pasado a la segunda vuelta Luis Ignacio (Lula) da Silva y Jair Bolsonaro, actual y muy cuestionado presidente.

En consecuencia, desde ya corresponde prepararnos para el cambio de dirección política en cada ciudad y departamento, en tres meses. Quiénes accedieron a espacios de gobierno, en gobernaciones, alcaldías, consejerías o regidurías, y quiénes los elegimos.

¿Cómo nos preparamos?

Si estamos cercanos a las candidaturas:

  1. Hemos de continuar el aprendizaje de las competencias que le corresponden a cada puesto, para ejercerlas de la mejor manera posible. Y una característica de los niveles de gobierno municipal y regional, es que les es imprescindible coordinar y articular, con otros niveles de gobierno y con gobiernos locales regionales o municipales vecinos. Así como coordinar con los regidores o consejeros electos, de todos los signos partidarios.

2. Definir las estrategias de articulación con los gobiernos locales o regionales vecinos, para afrontar problemas comunes, así como las de conexión con los sectores del gobierno nacional necesarios para nuestras prioridades. Por ejemplo, en las municipalidades y departamentos amazónicos, urge afrontar la migración que viene de zonas andinas y que sin políticas de ubicación productiva, buscan asentarse en zonas boscosas, ya sea para residir o para producir, generando una presión sobre los recursos naturales – agua, flora y fauna silvestre -. Hacerlo requiere coordinar políticas de desarrollo con las regiones de origen de los migrantes y con los ministerios de Ambiente y Desarrollo Agrario, principalmente, así como con los de Trabajo y Promoción del Empleo y Producción.

3. Definir nuestras prioridades de gestión para los cuatro años del período, para el primer año y para los primeros 100 días, que marcarán buena parte de la valoración ciudadana del conjunto de la gestión.

Si somos electores observadores:

a. Recordar para qué nos relacionamos con municipalidades y gobiernos regionales: con las primeras obtenemos servicios de seguridad ciudadana, limpieza, habilitación urbana, transporte público y agua y saneamiento, principalmente. Con los segundos obtenemos servicios de educación, salud, vialidad intradepartamental, desarrollo agrario y cuidado de recursos naturales, principalmente.

b. Repasar las propuestas centrales de la candidatura ganadora, para hacer monitoreo ciudadano de su cumplimiento, en el corto, mediano y largo plazo.

c. Exigir una reforma total de los principios y reglas de la política. Para referirnos sólo a un aspecto evidente: En Brasil, país con más de 156 millones de electores (más de 6 veces los 24 millones en Perú) y 8 millones y medio de kilómetros cuadrados  (más de 6 veces el millón 285 mil 216 de Perú) ya tienen los resultados. Aquí, en muchas localidades, incluso la capital (ciudad relativamente plana en la costa), al momento de publicarse este artículo, seguimos esperándolos.

Participar partidariamente, en lo que hay o en la construcción de alternativas. Es momento de dejar la lógica del «mal mejor» y ser partícipes de nuestro ideal de política y gobierno.

     
 

Agregue un comentario