El desafío

A principios de semana la Municipalidad Provincial de Huánuco anunció la puesta en marcha de su «Plan de Ordenamiento del Transporte», que en el papel es la enumeración de lo que  disponen ordenanzas aprobadas años atrás pero que no llegaron a implementarse.

El anuncio supone que la actual administración municipal implementará esas medidas que buscan aliviar el congestionamiento vehicular en las principales calles de la ciudad, agravado por malas prácticas de transportistas.

Si alguna ventaja tiene la administración de Jara para llevar adelante dicho plan es la continuidad que tiene Teófilo Loarte como gerente de Transportes, que sabe lo que se ha hecho y lo que se ha dejado de hacer para aplicar las normas municipales que le dan vida.

Debe saberse que la primera y gran misión de un alcalde es tener limpias y en orden sus calles y verdes y coloridos sus parques. Esa es la primera obligación. Las otras obras son un complemento necesario, pero nunca pueden ser la justificación para tener sucias y en caos las calles y abandonados los parques.

En ese sentido Antonio Jara tiene el gran desafío de imponer el principio de autoridad en la ciudad aplicando las normas emitidas por la misma Municipalidad para el orden de la ciudad.

Y debe saberse que imponer el principio de autoridad no supone incurrir en abuso de autoridad. Supone cumplir y hacer cumplir las normas vigentes.

     
 

Agregue un comentario