Estrategia

La vacunación a los menores de edad avanza lento en el departamento por la desidia y también por el rechazo de los padres de familia a la vacuna, motivados por creencias religiosas y desinformación.

La buena noticia del descenso de los índices de contagios con el nuevo coronavirus y de muertos por la covid-19, es también un factor para que los adultos no lleven a sus hijos a los centros de vacunación o no autoricen la aplicación de la dosis a estos, creyendo acaso que ya no es necesario.

En la medida que los niños no reciban las dosis necesarias para estar protegidos de la forma grave de la nueva enfermedad y de que los adultos no completen su esquema de vacunación, aumenta el riesgo de que aparezcan nuevas variantes del virus SARS-CoV-2 que podrían ser más contagiosas y más letales.

Frente a las bajas cifras de vacunación, urge que el gobernador regional en funciones convoque al Comando COVID Regional para que ahí se articule la ejecución de una campaña intensiva en todo el departamento para combatir la desinformación sobre la vacuna e incentivar a que grandes y niños se vacunen.

Siendo vicegobernador regional, Erasmo Fernández reclamaba continuamente al entonces gobernador regional Juan Alvarado asumir liderazgo en dicho comando. Hoy se espera que él lo haga, que recurra a esta plataforma para mejorar los indicadores de la vacunación y si se presentara una cuarta ola de la pandemia estemos protegidos.

     
 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.