Fastidiar al país

El Tribunal Constitucional (TC) se ha pronunciado sobre el proceso emprendido por el Congreso de la República contra el presidente de la república, Pedro Castillo, por supuesta traición a la patria que concluiría con su destitución del cargo e inhabilitación por cinco años para ejercer cualquier cargo público.

No obstante el fallo del TC que se conoció ayer, el presidente del Congreso de la República, José Williams, cursó ayer mismo la citación a los congresistas de la Comisión Permanente para que sesionen este jueves a fin de tratar el informe final que aprobó la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales (SAC) recomendando acusar constitucionalmente a Pedro Castillo por presunta traición a la patria. La Comisión Permanente debe ratificar ese informe para que pase al pleno del Congreso para que se debata y vote.

Aparentemente Williams pretende ganar el tiempo que demorará el TC en notificar formalmente su sentencia al Congreso, para avanzar con el trámite de la acusación constitucional y acaso conseguir su aprobación en el pleno. Si se confirma esta conducta, sería muy temeraria y acaso sí acarrearía con responsabilidades administrativas y penales pues estaría desobedeciendo una sentencia del Tribunal Constitucional.

Se supone que el fallo del máximo intérprete de la Constitución debería zanjar la denuncia por traición a la patria en el Congreso. Lo contrario es solo voluntad de fastidiar al país.

     
 

Agregue un comentario