Justicia comunal

Huacaybamba debe ser la provincia del departamento de Huánuco que mejor organizada tiene su ronda campesina y que ha sido eficaz en la lucha contra la delincuencia.

Meses atrás lograron descubrir el robo de ganados, recuperarlos y devolverlos a su dueño. Y recientemente resolvieron un caso de robo de ropas, zapatillas y dinero en efectivo de tiendas de la ciudad. Arrestaron a las autoras, recuperaron la mercadería y parte del dinero y los devolvieron a sus dueños. Además, hicieron firmar un acta de compromiso para devolver el dinero robado que ya no tenían en su poder.

Este es un claro ejemplo de cómo la ronda campesina es un gran instrumento para la lucha contra la delincuencia en ciudades alejadas donde los policías son escasos o simplemente no hay. Y de esos pueblos hay muchos en Huánuco.

En el año 2018 cuando era presidente del Poder Judicial, el juez supremo Duberlí Rodríguez, abogaba porque la justicia ordinaria respete la justicia comunal, en reconocimiento a la pluriculturalidad propia de nuestro país. «Los ronderos imparten justicia comunal y para hacerlo no necesitan un título, solamente el reconocimiento de su comunidad, por lo que debe haber un trato igualitario, lo que se llama justicia intercultural», sostuvo en un congreso de ronderos.

Toca entonces fortalecer la justicia comunal, ahí donde si la justicia ordinaria no puede llegar.

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •   
  •   

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *