Liquidación de obras

Durante la reunión que sostuvo el gobernador regional, Juan Alvarado, con directivos de la empresa  Seda Huánuco, manifestó que el Ejecutivo no le quiere transferir presupuesto para la ampliación del proyecto de agua potable de Cayhuayna Alta en el distrito de Pillco Marca, mientras no se encuentre liquidada esta obra; razón por la cual le demandaba a la empresa Seda Huánuco acelerar el proceso  de transferencia de dicha obra, con lo cual terminará dicho trámite.

Semanas atrás, el alcalde del distrito de Amarilis, Antonio Pulgar Lucas, le pedía al mismo Juan Alvarado liquidar el proyecto de Cámaras de videovigilancia porque el Ministerio del Interior no le podía aprobar el financiamiento para otros proyectos de seguridad ciudadana mientras el ejecutado por el Gobierno Regional no esté liquidado.

Ambas situaciones que colocan al Gobierno Regional en ambas orillas del problema, reflejan un problema latente y de vieja data en la administración pública. No es ningún secreto que muchas obras de municipalidades y Gobierno Regional no están liquidadas, aun cuando están siendo utilizadas después de ser inauguradas pomposamente.

La razón por la que no se liquida una obra, es porque tiene problemas de orden técnico o administrativo que no se han podido o querido resolver. Eso demuestra que no se trata de un problema sencillo, sino de uno grave que hasta ahora no se aborda en su real dimensión.

     
 

Agregue un comentario