Más barato

Con estupor los peruanos hemos visto a través de vídeos cómo el muro de la fortaleza de Kuélap se desploma, como producto de la falta de intervención de las autoridades para asegurar su preservación, no obstante su importancia histórica y su atractivo turístico que ayuda a dinamizar al economía del departamento de Amazonas.

Lo ocurrido en Kuélap debería alertarnos de lo que puede suceder con el patrimonio arqueológico que tenemos en esta parte del departamento, si persiste la indiferencia estatal en asignar recursos para el mantenimiento de la antigua infraestructura.

En el 2014 la torre de la primera iglesia de Huánuco: San Cristóbal se desplomó. La torre de la iglesia Nuestra Señora de la Merced lleva varios años apuntalada con maderas, sin que haya algún proyecto en camino para evitar que sucumban.

Y el centro arqueológico de Shillacoto sigue sin ser puesto en valor, no obstante su importancia histórica y el gran atractivo turístico que pudiera ser en la ciudad de Huánuco.

El Gobierno debe confirmar en los próximos días la fecha de la realización de la sesión descentralizada del Consejo de Ministros en Huánuco. Esa puede ser una gran oportunidad para demandar a las actuales autoridades que se asigne presupuesto para el mantenimiento y preservación de nuestro patrimonio arqueológico, que además ayudará a impulsar el turismo receptivo. Siempre es más barato prevenir, que reconstruir.

     
 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.