Confirman cadena perpetua para padrastro violador

Está detenido desde el año 2017

La condena de cadena perpetua que el Juzgado Colegiado de Huánuco impuso a Elmer Tang Mendoza por el delito de violación sexual, en agravio de una niña de 8 años, fue confirmada por la Sala de Apelaciones mediante resolución de fecha 3 de diciembre.

La agresión sexual a la hija de su pareja sucedió el año 2017 en la casa donde vivían, ubicada en el centro poblado de La Esperanza, Amarilis.

Fue una de las docentes de la menor quien descubrió lo que pasaba cuando en una clase trataba el tema de «Cómo cuido mi cuerpo». Fue otra escolar quien en plena clases dijo «profesora a la niña le han violado».

Luego de escuchar a la víctima, la maestra realizó la denuncia. La víctima dijo que fueron varias las veces en que la pareja de su madre abusó de ella.

Incluso la mamá de la menor contó que su hija se había quejado meses antes que le había hecho tocamientos mientras la bañaba.

En cámara Gesell, la niña narró cómo su padrastro abusó de ella en varias ocasiones mientras su madre salía a trabajar y él se quedaba en casa, incluso la golpeaba cuando no le hacía caso.

Ante la psicóloga que lo evaluó, el sentenciado dijo que no se explicaba por qué la menor lo denunció, que tenían una buena relación.

Durante la apelación, la defensa del sentenciado sostenía que no se acreditó científicamente la violación; pero, tras analizarlas pruebas los magistrados señalaron que el relato de la menor sobre los hechos es coherente y consideraron que las pruebas reunidas por el Ministerio Público eran suficientes para sostener que la niña fue ultrajada sexualmente, por lo que los jueces superiores Angelica Aquino Suárez, Eloy Cupe Calcina y Abraham Limaylla  declararon infundado el recurso de apelación y confirmaron la condena contra Tang Mendoza tanto en lo que respecta a la pena como la reparación civil fijada en 10 mil soles.

     
 

Agregue un comentario