Dueña de bar irá al penal por explotación a menores

Víctimas llegaron desde Tocache para trabajar como damas de compañía

Aunque en un inicio dijeron que fueron contratadas para trabajar como niñeras, dos adolescentes terminaron confesando que la dueña del bar Primavera, donde fueron intervenidas, las contrató para trabajar como damas de compañía. Sus versiones fueron clave para que la jueza del Segundo  Juzgado de Investigación Preparatoria de Huánuco dicte prisión preventiva contra Mayomi Ortega Santiago de 29 años de edad.

Las menores de 15 y 16 años de edad, que vivían en el distrito La Pólvora (Tocache), relataron a las autoridades que a inicios del presente mes fueron captadas por Mayomi para trabajar en su bar ubicado en el jirón Ayacucho 1030 y que ganarían 3 soles por cada botella de cerveza que vendan y 40 por caja.

Dijeron que a través de otra trabajadora que también es de Tocache, la dueña del bar las contactó e incluso les pagó el pasaje.

Una de las menores detalló que el trabajo consistía en acompañar al cliente a beber licor, pero que también ellas libaban. Dijo también que trabajaban desde aproximadamente las 8 de la mañana a 11 de la noche.

La investigada también confirmó que Andrea y Luz, como las conoce, trabajaban como dama de compañía, pero sostuvo que ellas le dijeron tener 19 y la otra que  iba a cumplir 18.

Durante la investigación preliminar, la fiscal de Trata de Personas a cargo de la investigación encontró diversos mensajes entre la investigada y las menores. En una de ellas, Mayomi les indica que  bajen (al bar) porque hay clientes.

TRATA DE PERSONAS

La fiscal de Trata de Personas, Gina Vara Cajaleón, calificó los hechos como delito contra la dignidad humana en su modalidad de trata de personas agravada, delito por el cual es investigada Mayomi, en su calidad de autora.

La dueña del bar, según la Fiscalía, captó a las menores, les financio el transporte desde Tocache a Huánuco y les dio acogida en Huánuco donde trabajaban más de 12 horas libando con los clientes, en condiciones de explotación para obtener provecho económico con la venta de licor.

Al referirse a la pena que le impondrían  en caso de ser declarada culpable, según la fiscal, la dueña del bar recibiría una condena de entre 12 y 14 años con 8 meses de cárcel de pena privativa de la libertad, se conoció.

     
 

Agregue un comentario