Feminicida mata a su conviviente estrangulándola

Al ser interrogado confesó crimen

Una mujer fue asesinada y el autor resultó ser su pareja quien en un inicio trató de hacer ver que había desaparecido al salir con dirección a la iglesia, pero al no poder sostener su mentira terminó confesando que la mató por celos. El feminicidio de Lucía Lázaro Gómez ocurrió en la lejana provincia de Marañón.

El cuerpo de la víctima fue encontrado el 15 de abril en una alcantarilla, debajo de la carretera que conduce al anexo de Santa María de Panacocha, en el distrito de Huacrachuco.

Tras ser informados del hallazgo del cadáver, personal policial fue informado que Lucía Lázaro había desaparecido el día anterior y para conocer las circunstancias los efectivos buscaron a la pareja de la mujer, Pablo Chuquino Capillo, quien dijo que Lucía salió el día anterior con dirección a la iglesia.

Pero ante las preguntas, Pablo empezó a dar versiones contradictorias por lo que fue detenido como principal sospechoso del crimen.

Durante las diligencias con la fiscal provincial Bilha Rodríguez Zelaya, Chuquino Capillo terminó confesando que la golpeó y estranguló con un poncho, para luego cargarla y arrojarla en la alcantarilla.

Relató que creía que su esposa lo engañaba por lo que decidió matarla. La esperó escondido a un costado de la carretera por donde pasaría Lucía. Apenas había pasado delante de él la atacó, golpeó su cabeza y sien para inmovilizarla y luego estrangularla.

PRISIÓN

Ante la confesión y otros elementos de convicción, la fiscal Rodríguez Zelaya solicitó al Poder Judicial dictar prisión preventiva. Su pedido fue declarado fundado por el juez de Marañón.

     
 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.