Lo matan a golpes y arrojan su cadáver al río

Iván Rodríguez estaba maniatado con una soguilla

Con las manos atrás y atadas con una soguilla que a su vez rodeaba su cuello, la mañana de ayer fue encontrado el cadáver de Iván Rodríguez Falcón quien -según la necropsia- murió a causa de los golpes que recibió antes de ser arrojado al río Huallaga.

La víctima de 28 años de edad es padre de 5 menores hijos y su familia no se explica por qué lo asesinaron.

Dijeron a las autoridades que Iván llegó de la ciudad de Tingo María al mediodía del domingo y poco después salió de su casa ubicada en Andabamba (Pillco Marca), pero no dijo a dónde iba.

Cerca de las 8:00 de la mañana de ayer, un poblador llamó a la Comisaría de Cayhuayna para comunicar que en momentos que extraía arena del río Huallaga, altura del poblado de Pitumama, encontró el cadáver de una persona.

Policías y serenos de Pillco Marca llegaron al lugar y confirmaron que a unos metros de la orilla del río, cerca del cuartel militar, estaba el cuerpo de un varón.

La víctima estaba sumergida en el río y delante de él había piedras de regular tamaño que impidieron que sea arrastrado por el agua.

El fiscal José Chirinos Ñazgo, policías de Homicidios del Departamento de Investigación Criminal (Depincri) y peritos de la Oficina de Criminalística levantaron el cadáver que al inicio estaba sin identificar pues entre sus prendas no encontraron documento alguno de identidad.

Ante ello, efectivos de Criminalística procedieron a identificarlo mediante el sistema biométrico (huella dactilar).

El cadáver fue trasladado a la morgue donde en horas de la tarde se realizó la necropsia que determinó que Iván no murió ahogado, sino por la fractura del cráneo. Es decir, el padre de familia fue asesinado y luego arrojado al Huallaga.

Sus familiares pidieron a las autoridades esclarecer el crimen que se habría perpetrado la noche del domingo.

     
 

Agregue un comentario