Madre lucha por su vida mientras su bebe falleció al nacer

Esposo y padre pide a Fiscalía una exhaustiva investigación al personal del Clas Pillco Marca que la atendió.

Un bebe murió al nacer y su madre lucha por su vida en la unidad de cuidados intensivos del hospital Hermilio Valdizán a donde fue trasladada al complicarse su estado de salud tras dar a luz.

Muy afectado por la muerte de su hijo y el mal estado en que se encuentra su esposa, Carlos Salazar Céspedes pidió al Ministerio Público una rigurosa investigación pues considera que hubo negligencia del personal del centro de salud de Pillco Marca.

El padre de familia relató que ante los primeros dolores de parto, al promediar las 6:00 de la tarde del domingo 28 de noviembre llevó a su esposa al centro de salud. Edith Rivera Santamaría de 40 años de edad ingresó caminando y fue hospitalizada.

Carlos señaló que, ni en los controles que se realizaron hasta un día antes ni durante el proceso de parto, el personal de salud le informó que hubiera riesgo alguno en el parto.

Pasaron las horas y los dolores eran cada más intensos, pero a ello se sumó otro dolor debajo de la costilla. El padre de familia dijo haber comunicado al personal que atendía a su esposa pero le respondieron que era un dolor natural del parto.

Dijo que hasta las 2:30 de la madrugada le informaron que todo estaba bien, incluso se escuchaban los latidos del bebe, pero los dolores continuaban.

Una hora después, le informaron que su hijo  había fallecido porque supuestamente la madre no colaboró y que tuvieron que extraerlo. Él dice haber increpado al personal de salud por no haber optado por la cesárea o referirla a otro centro de salud.

Dijo que luego le entregaron el certificado de defunción en el que se señala como causa de muerte «asfixia perinatal por circular doble de cordón umbilical ajustado».

Pero Carlos pidió que comuniquen a la Policía y Fiscalía que llegaron para levantar el feto que fue internado en la morgue para la necropsia que determinará la real causa de muerte.

Salazar Céspedes narró que al pasar las horas el estado de salud de Edith se agravó por lo que fue trasladada al hospital Carlos Showing Ferrari donde la estabilizaron pero detectaron que tenía sangrado interno por lo que fue referida al hospital Hermilio Valdizán donde la operaron de emergencia.  Uno de los médicos le informó que se había reventado el hígado a causa de la presión alta (preeclampsia).

Hasta anoche, el estado de salud de Edith era crítico y continuaba en cuidados intensivos, mientras sus familiares velaban los restos de su hijo que recién les fue entregado ayer.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •   
  •   

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *