Otro policía del caso lunas polarizadas sentenciado a 20 años de prisión

Gean Pierr Espinoza Miguel, otro de los policías implicados en el caso «Lunas Polarizadas», fue condenado a 20 años de pena privativa de la libertad al haber sido declarado culpable por los delitos contra la fe pública en la modalidad de falsificación y por asociación ilícita para delinquir.

El suboficial en retiro que está preso desde marzo del presente año es el sexto policía en recibir sentencia condenatoria por el sonado caso de emisión de autorizaciones de lunas polarizadas en formato fotocheck, material PVC.

La condena en primera instancia fue dictada por el Juzgado Penal Colegiado Supraprovincial de Huánuco que dio su fallo tras finalizar el juicio oral en el que se debatieron diversas pruebas presentadas por el Ministerio Público, interrogatorio a testigos, al propio acusado, entre otros.

El fiscal del caso imputó a Espinoza Miguel de ser uno de los responsables de elaborar e imprimir ilegalmente las autorizaciones desde agosto del año 2014 a enero del 2015 en que se descubrió la existencia de la organización.

Según la sentencia, el ahora sentenciado elaboraba las autorizaciones en formato tipo Fotocheck de material PVC que se entregaba principalmente en Lima y que tenían el membrete de la Policía Nacional y la firma del también sentenciado mayor PNP Juan Gustavo Santillán Serna.

Era también, según la Fiscalía, responsable del envío de encomiendas conteniendo las falsas autorizaciones a la ciudad de Lima.

Y era quien recogía los documentos: SOAT, tarjeta de propiedad del vehículo que llevaría las lunas polarizadas y DNI de las personas a las que se entregaría la  autorización, las mismas que habían sido captadas en Lima por los también policías Mario Miguel Granados Peralta (sentenciado) y Franklin Molina Carrasco (procesado).

Unas de las pruebas valoradas por los magistrados del juzgado colegiado es que en su laptop se halló instalado el programa Salmon Corp el cual les permitía elaborar las autorizaciones.

Para los jueces que condenaron a Espinoza Miguel de 32 años de edad existen pruebas suficientes que lo vinculan con los hechos que le imputó el Ministerio Público.

Además de cumplir los 7 años de cárcel por el delito de falsificación de documento público y 13 por asociación ilícita para delinquir, el sentenciado deberá pagar la suma de 120 mil soles de reparación civil junto con los demás sentenciados.

El último policía implicado, Franklin Molina Carrasco, está no habido y los magistrados se reservaron el juicio para él.

     
 

Agregue un comentario