Sentencian a 3 por crimen de agricultor

Dos fueron condenados a 21 años y uno a 31 por homicidio y tentativa de homicidio

Carlos Majino Fermín su hijo Honorato Majino Cárdenas y su vecino Donato Rojas Meza pasarán largos años en prisión por el homicidio de Eugenio Segovia Espinoza y el intento de homicidio de su hija Wilda, perpetrados en octubre del año 2020, en el centro poblado de Piruro, distrito San Pedro de Chaulán. Los dos primeros están en prisión, pero Donato está prófugo y el Juzgado Penal Colegiado Permanente Supraprovincial ordenó su captura.

La agraviada Wilda Segovia Santiago, que en ese entonces tenía 27 años de edad, fue testigo de cómo los ahora sentenciados asesinaron a su padre Eugenio Segovia Espinoza (66) cuando transitaba en su caballo por el lugar conocido como Chongonanar. La testigo narró que los asesinos portaban escopetas con las que dispararon a su padre que falleció instantáneamente.

Wilma dijo que caminaba varios metros atrás y pudo ver claramente a los asesinos, entre ellos a Carlos, Honorato y Donato quienes tenían pasamontañas, pero tenían sus ojos, nariz y mejillas descubiertas.

Dijo que al ver que mataron a su padre decidió escapar, pero Honorato y otro sujeto la persiguieron e intentaron matarla pues realizaron varios disparos. Logró huir rodando por una pendiente y logró llegar a la Comisaría de Chaulán donde comunicó lo ocurrido.

Los jueces del Juzgado Penal Colegiado Permanente Supraprovincial, María Villogas Silva, Edwin Ventocilla y Carlos Allasi Pari valoraron la declaración de la agraviada que conoce a los ahora sentenciados desde su niñez. Que incluso durante la diligencia de reconocimiento los identificó plenamente, y al prófugo Donato Rojas mediante ficha del Reniec.

En el juicio oral, Donato Rojas dijo haber estado en otra ruta, a hora y media de distancia, que no tuvo problemas con el agraviado.

Mientras que Carlos Majino reconoció que su esposa tenía constantes problemas con el fallecido y su hija. Dijo que a la hora de los hechos se encontraba en su casa.

Honorato Majino también manifestó que aquella mañana se encontraba en su casa junto a su familia.

Padre e hijo fueron detenidos cuando junto a otros pobladores llegaron a la escena del crimen.

     
 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.