Trece años de cárcel por disparar a su vecino

Teófilo Retis Gerónimo fue sentenciado a pasar 13 años en una prisión por intentar matar a balazos a uno de los invitados a la fiesta de cumpleaños de su hermano y por tenencia ilegal de un arma de fuego sin estar autorizado. La condena emitida en enero del 2020 por el Juzgado Penal Unipersonal de Pachitea fue confirmada por la Sala de Apelaciones de Huánuco.

El atentado contra Amadeo Willy Guardia Durán sucedió la madrugada del 25 de diciembre del años 2011, en el distrito de Umari, provincia de Pachitea, cuando junto a otros miembros de su familia se retiraba de la fiesta de cumpleaños del hermano del sentenciado.

La fiesta de cumpleaños y celebración navideña se había desarrollado con normalidad hasta que al promediar las 3 de la madrugada del 25 de diciembre, Amadeo y su familia decidieron retirarse.

Apenas habían avanzado unos 50 metros cuando vieron a Teófilo y su cuñado José Clemente Martel caminar tras ellos y de pronto escucharon un disparo al aire. Al voltear, según denunció la víctima, vio al ahora sentenciado apuntándole con un arma de fuego y luego sentir un impacto de bala en la muñeca del brazo izquierdo y otro en el abdomen.

El herido fue llevado a la posta de Umari y luego al hospital Hermilio Valdizán de Huánuco donde quedó internado, mientras el Ministerio Público iniciaba las investigaciones en la que varios testigos coincidieron en que fue Teófilo quien intentó matar a Amadeo.

La fiscalía acusó a Teófilo de ser autor del delito contra la seguridad pública, en la modalidad de tenencia ilegal de arma de fuego; y contra la vida, el cuerpo y la salud, en la modalidad de homicidio simple en grado de tentativa. Por el primer delito, el Poder Judicial lo condenó a años de pena privativa de la libertad y 7 años por el segundo.

Ante los magistrados de la Sala de Apelaciones, dijo no haber cometido el delito, que no tuvo problemas con el agraviado, ni sus familiares, que él llegó después de 10 años de estar en la cárcel. Pero dijo que el agraviado tuvo problemas con José Martel, su cuñado, y que fue él quien disparó al agraviado.

Luego de analizar el fundamento de la defensa, las pruebas del Ministerio Público y la sentencia de primera instancia, los jueces superiores consideraron que la sentencia del Juzgado Unipersonal de Pachitea estaba debidamente motivada.

     
 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.