En Jivia y Marías las heladas destruyen cultivos

El cambio climático está golpeando a las poblaciones altoandinas del departamento de Huánuco. Las lluvias que se presentaban por esta temporada y regaban los campos de cultivo recién sembrados han sido reemplazadas por un intenso sol y bajas temperaturas en las noches que están destruyendo las plantaciones.

«La gente está llorando por su cementera, por sus animales, porque no hay agua, no sabe a dónde van a ir. Nos preguntamos ¿qué vamos a hacer? ¿A dónde recurrimos? ¿Qué hacemos?», dice Solano Herrera, subprefecto del distrito de Jivia, provincia de Lauricocha. Refiere que ya son seis días continuos de heladas en Jivia, pero largas semanas de intenso calor.

«En otros años en estas fechas había lluvias. Este año hay mucho sol y en las noches cae hielo que quema todas las sementeras (terreno sembrado) de papa, maíz, haba, trigo y otros cereales, también los pastos naturales y los pastos mejorados para los animales. Todo está afectando demasiado. Hay disminución de agua en los ríos, disminuye el agua potable en el río. Estamos sufriendo», relata la autoridad política.

Refiere que en Huampón «ya no hay papa, está seco, todo se ha quemado». En Lago Pampa las heladas han quemado los cultivos de maíz. «En Quillapampa la gente está desesperada, en Shuqil también», agrega.

Pobladores del caserío de Chuscococha, en el distrito de Marías, Dos de Mayo, también reportaro que heladas han destruido sus cultivos de papa.

«No podemos quejarnos con nadie, solo queremos que lleguen las autoridades, que puedan velar por nosotros, por nuestra zona altoandina», dice en tono de súplica Solano Herrera.

     
 

Agregue un comentario