Cerca de un centenar cambiaron de vida en Alcohólicos Anónimos

Cerca de un centenar de alcohólicos en Huánuco afirman que dejaron el vicio gracias al apoyo del grupo Alcohólicos Anónimos, una comunidad que hoy cumple ochenta y nueve años tratando el alcoholismo en todo el mundo.

Solo en la ciudad de Huánuco, hay ocho grupos de Alcohólicos Anónimos que se reúnen a diario; pero, en todo el mundo, afirman, ya son más de dos millones de alcohólicos que encontraron una mejor forma de vivir a través de este grupo.

«Nosotros le ofrecemos al alcohólico una nueva forma de vivir. No somos psicólogos ni terapeutas, lo único que les ofrecemos es nuestra propia experiencia, cómo entramos y cómo salimos y así empezamos a recuperar», dice Antonio, uno de los alcohólicos que asegura haber superado su adicción en este grupo.

Otro de los alcohólicos, César, cuenta su experiencia: «Durante muchos años traté de dejar de beber con médicos, curanderos, psicólogos; hasta que una tarde llegué a Alcohólicos Anónimos, así dejamos de sufrir. El alcohólico enferma a toda la familia: hijos, padres, esposa, vecinos».

Aunque son conscientes de que el alcoholismo es una enfermedad incurable, su tratamiento, afirman, consiste en dejar de beber «pensando en el hoy; hoy no, mañana sí, pero ese mañana nunca llega», explica Antonio. Su vida es normal, asisten a fiestas y eventos sociales; pero, sin consumir alcohol.

Además, para la recuperación aplican doce pasos que van desde la aceptación de la enfermedad hasta la reparación del daño causado a otros.

«No hay requisitos para pertenecer a Alcohólicos Anónimos», explica Julio, otro miembro del grupo. «Solo se necesita fuerza de voluntad», apunta.

La comunidad de Alcohólicos Anónimos en Huánuco celebrará hoy su aniversario en el Hotel Cuzco, en una actividad abierta al público, donde también se brindarán talleres a las personas que desean dejar el alcohol.

     
 

Agregue un comentario