Darán pase por horas a carros recolectores en carretera a botadero

Ante el riesgo de que se paralice el servicio de recojo de basura de la ciudad de Huánuco por la obra del anillo vial de Jactay, el Gobierno Regional y la empresa contratista no cerrarán por completo la carretera al botadero de Chilepampa.

Para construir el anillo vial, obra que financia el Gobierno Regional, la empresa constructora debe cerrar la carretera Cruz Verde-Chilepampa, que es la entrada al botadero controlado de residuos sólidos de los distritos de Pillco Marca, Amarilis y Huánuco.

«Este es un problema serio», dice el gerente municipal de Huánuco Mirozaqui Ramírez, ya que si se cierra esta carretera se interrumpiría el servicio de recojo de basura y son 180 toneladas de residuos que deben ingresar diariamente a Chilepampa.

«Aún no hemos tenido problemas porque, por ahora, la obra está suspendida; el problema va a ser cuando se reanude la obra en los próximos días. Por eso, ayer [el martes] nos reunimos de emergencia con el Gobierno Regional para ver un plan de contingencia», indicó.

La solución planteada es que «la vía de Jactay, que empieza en Puelles, no va a ser cerrada por completo. Se van a hacer las coordinaciones para que se habilite por horas», explicó el edil.

La subida al botadero controlado de Chilepampa sería de 10 a 11 de la mañana todos los días, indicó. «Son las horas preliminares que hemos propuesto, pero aún estamos en coordinaciones», remarcó.

Mirozaqui Ramírez recordó que anteriormente las municipalidades de Huánuco, Amarilis y de Santa María del Valle acordaron habilitar la carretera Puelles-Rondos.

Y aunque se hicieron los trabajos de habilitación de la carretera, un grupo de pobladores de Nauyán Rondos se opuso a que por ahí pasen los camiones recolectores, alegando que «la carretera es de propiedad privada» y la polvareda afectará sus cultivos.

     
 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.