Hoy desalojarán a Clínica Bolívar del inmueble de la Beneficencia

Hoy intentarán desalojar otra vez a la conocida Clínica Bolívar del inmueble que ocupa desde hace varios años sin pagar alquiler. La diligencia de lanzamiento iba a ser en marzo, pero se frustró porque había pacientes internados.

En cumplimiento a la orden del Primer Juzgado Civil de Huánuco, la clínica debe desocupar hoy el inmueble del jirón Bolívar 490. Este bien le pertenece a la Sociedad de Beneficencia Pública de Huánuco, que le ganó el juicio a Clínica Bolívar SAC. por ocupante precario.

El desalojo de la Clínica Bolívar se viene postergando desde el 2020, año en que se postergó la diligencia por la pandemia de covid-19; y en marzo de este año se volvió a reprogramar porque había pacientes hospitalizados.

Para el gerente de la Sociedad de Beneficencia Pública, David Huaynates Peña, «la clínica ingresó pacientes de manera intencional para frustrar la diligencia».

Además, refirió, la clínica ha presentado una acción de amparo para que se le alargue el plazo de desocupar el inmueble. «Esas ya son artimañas para dilatar el proceso, porque en estos casos no procede la acción de amparo», aseveró.

Para evitar que se vuelva a postergar el desalojo de hoy, la Beneficencia ha colocado letreros y anuncios exhortando a la población a «tomar sus precauciones con sus pacientes enfermos o internados en la mencionada clínica, recomendando su atención en otro centro de salud».

DEUDA DE MEDIO MILLÓN

Hasta ayer la Clínica Bolívar seguía funcionando, aparentemente, con normalidad; sin embargo, Huaynates confía en que esta vez sí se concretará el desalojo.

«En caso de que el juzgado no cumpla con su decisión [de desalojar a la clínica], nosotros adoptaremos las medidas legales pertinentes contra el juzgado, porque estaría incumpliendo sus funciones», advirtió.

Según el gerente de la Beneficencia, la deuda de la clínica por no pagar el alquiler del inmueble debe bordear el medio millón de soles. «Lo peor es que no quieren irse», apuntó.

La Sociedad de Beneficencia de Huánuco arrendó este local a la Clínica Bolívar en el 2008 «por un precio irrisorio de 1800 soles mensuales». La clínica pretende pagar, contó, 8 mil soles mensuales para seguir funcionando en ese local, «pero con todo lo que deben no es posible», dijo.

Para el funcionario, «el contrato de alquiler ha estado inmerso en actos ilícitos e irregularidades». Por este caso, hay un proceso en etapa de control de acusación por colusión agravada y negociación incompatible. Entre los acusados se encuentran la exasesora del Gobierno Regional, Zulma Picón, quien era entonces presidenta del directorio de la Beneficencia.

     
 

Agregue un comentario