Pide justicia para su hija que fue ultrajada

Con la voz quebrada y sus manos temblando, una mujer está pidiendo justicia para su hija de 12 años de edad que fue ultrajada sexualmente en sus vivienda en diciembre del año pasado. El supuesto agresor que se encuentra prófugo de la justicia es José Ider Cotrina Pomape, según relató su expareja y denunciante.

La madre narró que la agresión sexual ocurrió el 23 de diciembre del año pasado cuando ella salió de la vivienda para realizar unas compras. En casa se quedaban su hija de 12 años y José.

Dice que el sujeto que ahora tiene 50 años aprovechó ese momento para llevar con engaños a la niña a su habitación y agredirla sexualmente.

Pero no fue hasta mayo de este año que el ultraje se descubrió. La niña contó a la psicóloga lo que le ocurría y los tocamientos indebidos que le hacía la pareja de su mamá desde que tenía 9 años de edad.

La psicóloga dio cuenta a la directora y ella presentó la denuncia ante el Ministerio Público.

La afligida madre relata que al enterarse de la denuncia, José Cotrina se dio a la fuga y la Policía no ha podido capturarlo hasta la fecha.

Y como si no fuera poco que el supuesto agresor siga sin responder por la acusación, el caso ya ha pasado por cuatro fiscales sin resultado alguno.

En cambio la madre de la víctima no solo tiene que cargar con los sentimientos de culpa por lo que le pasó a su única hija, sino que debe enfrentar la investigación que le inició el Ministerio Público porque el fugitivo la denunció por falsedad genérica, debido a que cuando personal del CEM (Centro de Emergencia Mujer) acudió a su vivienda tras conocer la violación a la menor, negó que José era su pareja. «Dije que no era mi pareja, porque me daba vergüenza decir que era la pareja de un violador», relata angustiada.

     
 

Agregue un comentario