La labor de un héroe

Claudia Hübner Mendieta

En Perú no valoramos el arte ni la cultura. No es coincidencia que tantas personas que tienen el don del canto, estén por las calles regalando su voz a cambio de algunas monedas. Tampoco es coincidencia que otras tantas personas, que dibujan de una manera extraordinaria e inimaginable para el común de los mortales como yo, tengan que hacerlo en veredas, esperando el apoyo monetario de alguna persona empática que pueda ayudarlos a ganarse el pan de cada día. En Perú el valor artístico y cultural con el que han sido criados la mayoría es nulo y esto nunca me había preocupado tanto como estos días en los que tuve la mala suerte de ver el panorama real en el que nos encontramos.

Los días 21, 22 y 23 de abril, recién pasados, se celebró el festival del libro “Leyendo a Huánuco” en el parque Amarilis. En este festival, además de rememorar a importantes escritores huanuqueños se hicieron diversos sorteos de libros, se presentaron reconocidos cantantes huanuqueños y también hubo concursos de canto para diversas edades que fueron premiados. Todo esto a cargo de la Editorial “Empresa periodística Perú” que con el único objetivo de seguir difundiendo nuestra cultura organiza estos festivales 2 veces al año desde el año 2015. No obstante, esta no es la única labor que ha hecho esta editorial. Desde el año 1987 esta empresa se ha dedicado a rescatar publicaciones de escritores huanuqueños que se habían quedado poco a poco en el olvido, promovieron concursos de compresión lectora, premios de cuentos y muchas labores más, sin un apoyo sólido durante años. Después de mucho tiempo de realizar esta labor heroica, en 2020 el ministerio de cultura les dio un apoyo financiero con el que repartieron 7000 títulos gratuitos en todo el departamento de Huánuco. Y desde esa fecha han seguido con su labor noblemente para que no olvidemos nuestra propia historia.

Me parece importante resaltar y valorar todo este esfuerzo y dedicación, ya que personas como estas que consideran importante expandir la cultura en un país como el nuestro que está totalmente desinteresado del tema, son pocas y aún más pocas son las que lo hacen sin ningún beneficio a cambio.

Tuve el placer de conocer y conversar con uno de los organizadores de este evento y me es grato poder decir que este festival del libro ha crecido mucho desde sus inicios en 2015 en el que las personas que asistían se podían contar con los dedos de una mano. Sin embargo, para todo el trabajo e interés que hay detrás me parece que este evento y en general este tipo de actividades con el único objetivo de expandir cultura son totalmente infravaloradas. Esto no es solo culpa de los ciudadanos, también es culpa de nuestras autoridades que no consideran que promover el arte y la cultura mediante la educación sea una labor tan seria como lo es, promover otro tipo de estudios como las matemáticas o las ciencias. Esto provoca a su vez, que lugares culturales como la biblioteca de Huánuco estén totalmente descuidadas y en desuso, cuando debería ser todo lo contrario. La cultura de lectura y artística en general se ha perdido como formación en casa y es visto como un tema poco serio, cuando en realidad es un tópico riquísimo que trae múltiples beneficios durante la vida de una persona. Más de uno que se quiere dedicar al arte no lo hace, porque al arte simplemente no es apoyado como otras carreras en el Perú y cambiar eso de alguna u otra manera está en cada uno nosotros. Está en asistir a eventos culturales, leer libros, conocer sobre nuestra historia y compartir este sentimiento y amor por el arte a las generaciones actuales y a aquellas que vendrán más adelante.

     
 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.